PENSAMIENTOS REPATRIADOS

La patria está jugando sus cartas para el futuro, en unas pocas semanas elegiremos un nuevo presidente de la república. La onda de la campaña electoral es discutir los temas económicos, si se debe devaluar o no, si se produce la devaluación cual debería ser la magnitud de la misma. Si se debe abrir las puertas al endeudamiento financiero o no. Cuanto más veces digan nuestros candidatos que Argentina necesita endeudarse, más se encarecerá el mismo. 

El viento político entra por la ventana que abre Cristina F. de Kirchner en cada una de sus apariciones públicas. Y también con el Papa Francisco que hizo líos en Estados Unidos, en especial, cuando bregó en favor de una distribución fáctica del poder político, económico, tecnológico entre una pluralidad de sujetos, y por la creación de un sistema jurídico de regulaciones que frene los abusos y sumisiones asfixiantes de organismos crediticios sobre las poblaciones. Como se advierte, Francisco habla de cambiar el sistema jurídico, no de seguridad jurídica para los organismos crediticios. Antes de hablar de endeudamientos, nuestros candidatos nos deberían hablar de cuáles serán las condiciones para tomar los endeudamientos.

Pero me estaba refiriendo a los vientos políticos que ingresan por la ventana que abre Cristina. En ese caso, la ventana fue una teleconferencia con la provincia de Entre Ríos, inauguró el edificio de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri narró que en las aulas universitarias y terciarias de su provincia fluyen unos 42 mil alumnos, de los cuales 9 mil tienen becas; luego invitó a la Presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad.

En pocas palabras, Malena Romero, militante de Descamisados destacó al gobierno nacional por encabezar un proyecto que habla de soberanía intelectual: "El único proyecto político que realmente hablo de soberanía intelectual fue éste, necesitamos descolonizar nuestras mentes para defender nuestros intereses y no ser serviles a intereses foráneos. Más allá de la infraestructura, significa que todos los pibes podamos cambiar la forma de pensar. Te queremos pedir que no aflojes Cristina, nosotros no vamos a aflojar si vos no aflojas"


Se habla mucho de la repatriación de científicos, una obra de gobierno que fue posible por la decisión política, y por la aplicación de recursos a la investigación científica de parte del Estado nacional. Si tomamos las palabras de Malena Romero, podemos decir que  también se produce un suceso interesante que es la repatriación de los pensamientos en determinados sectores de la sociedad. Más allá de la infraestructura, más allá de los recursos invertidos en educación, está ese fenómeno de pensamientos repatriados. El fenómeno no es masivo pero es una base que alumbra esperanzas.  Cuando los científicos fueron enviados a lavar platos, los diarios nos hablaban del buen o mal humor de la city porteña, los cables no tenían Paka Paka para acompañar a Cartoon Network, y los jóvenes universitarios se abocaron a defender la educación pública. Hoy tenemos un fuego en el cual se cocinan cosas mayores, fuego que no deberá apagarse.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario