¿Cómo era eso de la Carreta?

Los dirigentes buscan (y está bien) una canalización temática a través de los medios. Existe una puja natural por la construcción de la agenda mediática, cada quien tiene un repertorio mediático para fortalecer sus niveles de conocimientos, o de persuasión, según sea el caso. La estrategia de Vamos Chaco, parece que consiste en generar ruidos para interferir la comunicación política del frente que lidera Jorge Capitanich.

Si revisamos las publicaciones de los últimos días, apreciaremos ese repertorio de ruidos fabricados para satisfacer un propósito mediático inmediato. Y siempre con la gran ayuda de los medios del Grupo Clarín.

Una vez que se genera el tema, las producciones periodísticas no podemos eludir el protocolo de la polémica. Por ejemplo, la conferencia de prensa de Leandro Zdero, y Carlos Martínez, amerita un llamado a los del gobierno provincial, a la jueza del tribunal electoral para que nos digan ¿Qué piensan de esas acusaciones?

Mañana será otro día con otro tema mediático pero efímero. Aida Ayala, en los apuros por generar ruidos mediáticos, dejó en claro que no tiene una plataforma de gobierno.

El Chaco es una provincia que exige un mayor esfuerzo intelectual de nuestra dirigencia, una indagación profunda de sus problemáticas, y mucha creatividad para diseñar posibles acciones que la contrarresten. 


¿Cómo era eso de la Carreta? Cuanto más vacía va la carreta, más ruido hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario