PAUL KRUGMAN: "LOS ARTÍCULOS SOBRE ARGENTINA SON CASI SIEMPRE MUY NEGATIVOS EN EL TONO"


¿Quien es este Paul Krugman, que se atreve a tomar las políticas económicas aplicadas en la Argentina, como el ejemplo que deben seguir los países europeos? Y no conforme con eso, ahora cuestionó a los medios de comunicación que informan sobre Argentina casi siempre con tono negativo. ¿Krugman? ¿De que planeta viniste?


Krugman, fue galardonado con el Premio Nobel de Economía en el 2008, por su análisis de los patrones comerciales y la localización de la actividad económica. Además, es un habitual crítico de las políticas conservadoras que se aplicaron en EE.UU, en Europa, en América latina durante los noventa, de las políticas recetadas por el F.M.I y por la reserva federal. Krugman, es leído por millones de personas en el mundo entero, por académicos, por consultores, por gobernantes, y por el público en general (como yo). Su gimnasia dialéctica le permite ofrecer explicaciones simples sobre los complejos fenómenos económicos que se suscitan en el mundo; y esto acaso lo transformó en el chico malo de la clase.  Fue uno de los adelantados que avizoró la crisis europea, y ahora es uno de los adelantados en manifestar que las improvisaciones para resolver esa crisis no albergan resultados positivos para la zona euro.

Krugman en sus distintos aportes, rescata parte de la fisonomía teórica del keynesianismo, al mismo tiempo utiliza las crisis asiáticas y latinoamericanas, como resortes para interpretar que las crisis que se suscitaron desde el 2007 para acá pudieron evitarse; y fundamenta que la puerta de salida para las crisis actuales es conseguir la siguiente combinación: “El crédito fluya de nuevo y estimular el gasto (al buen estilo keynesiano de toda la vida)

Krugman, es un analista de las profundidades de la economía, intenta darle una vuelta de tuercas para descifrar los por que, como se fueron sucediendo los hechos, como se sale de las crisis y como se hace para evitar que se repitan las crisis. La economía, por lo general es conceptualizada como la ciencia que pretende resolver el dilema de cómo hacer frente las necesidades ilimitadas con recursos escasos; y Krugman plantea que en una economía en recesión siempre hay recursos sin utilizar que se podrían poner a trabajar, con lo cual en estas crisis que no pueden resolverse desde el pensamiento ortodoxo “la verdadera escasez no es de recursos sino de comprensión”.

Y aquí cabe una mención para la recuperación que experimentó nuestro país después del 2002, que se dio por la comprensión que tuvo Néstor Kirchner del problema económico que azotaba al país, se restauró la confianza del sistema bancario que hizo fluir el crédito de nuevo, y además puso en marcha una política fiscal expansiva al mejor estilo keynesiano.

En uno de sus libros (De vuelta a la economía de la gran depresión y la Crisis del 2008) apuntó que la crisis argentina “Ofreció una demostración dolorosamente clara de cómo las políticas económicas ampliamente alabadas pueden llevar al desastre de una Nación”. En este libro también Krugman hizo hincapié de cuan similares y radicales fueron las políticas reformitas de Argentina y México en los 80-90, Cavallo y Aspe los elegidos para las carteras económicas, hermanados en “La crisis del tequila”  y remarca que  la única diferencia fue que  “Argentina privatizó la compañía estatal de petróleo”.

Tengo la impresión, ligera impresión, que Krugman se rebela frente a esos observadores económicos, que circunspectos y con exagerada solemnidad, riegan de palabras elogiosas o despectivas, en función de las tareas serviles de los gobiernos para favorecer a las corporaciones. Es así que los observadores llenaban de alabanzas a México y Argentina, hasta pocas horas antes de la llegada de las grandes crisis. Es poco probable que un economista de la Escuela de Chicago se atreva a decir que “La salida del un peso- un dólar, es una historia de éxito notable, que sin duda es un  ejemplo para la zona Euro”

Gráfico publicado en The New York Times
Krugman no descuida el lamentable rol de los medios de comunicación, ¿Por qué elogian a Irlanda, y menosprecian a la Argentina? se preguntó en su reciente columna en el The New York Times. ¿Por qué se difunden los mejores elogios para Irlanda cuando no es verdad que haya recuperación económica allí; y por qué Argentina es tratada despectivamente cuando tiene un crecimiento, superior en términos relativos a Brasil, que es presentada por los medios como la Imponente de la región?. (Ver Grafico). “Los artículos sobre Argentina son casi siempre muy negativos en el tono”. La opinión de Krugman sobre el comportamiento de los medios, es concordante con la pregunta que hizo Kirchner, ¿Qué te pasa Clarín, estas nervioso?


Cr. César López 
(Abrapalabras)

No hay comentarios:

Publicar un comentario