EN EL CHACO, LA FIESTA DEL CONSUMO ES BIENVENIDA

Jorge Capitanich secundado por S. Agostini (Mtro de Empleo)
y Dario Kholi (sub de Empleo) ofreció los detalles del histórico
 crecimiento económico del Chaco en el periodo 2007-2011
El Chaco crece.
Muchas veces escuché contra opiniones del estilo, “detrás de las estadísticas hay personas” con el propósito de quitarle importancia a los datos pero paradójicamente es cierto, detrás de los datos están las personas o sino que deberíamos suponer que hay en esos  102.743 hogares conectados a internet en Septiembre 2011, y con un crecimiento interanual record a nivel nacional, en solo un año se duplicaron la cantidad de hogares conectados.  Los marcianos -aunque algunos le otorguen entidad- por ahora, tengo entendido no compran electrodomésticos ni automotores ni van a los supermercados ni construyen sus casas.  Y otra cuestión importante es saber que tienen en común los datos de la actividad económica: sencillamente decisiones que tomaron los seres humanos, sean gobernantes o no gobernantes.
Roberto Cachanosky, en septiembre del año pasado justificó por que la gente la pasa bien: “Mucha gente disfruta de la fiesta artificial de consumo y, al no tener opinión política ni exposición pública, la pasa bien”. Esta frase es solo una muestra del operativo en contra que sufre el consumo o esa droga que utiliza el gobierno para enfiestar a todo un pueblo.  Pero, ¿por que tantos ataques al consumo? Una de las razones puede ser que estos economistas, periodistas trabajan para los sectores de la economía de especulación. Un país o una provincia con exigua capacidad de consumo significan mercados anémicos, incapaces de generar empleo, recauda menos, y si recauda menos debe acudir a los organismos multilaterales de créditos (y sus intermediarios) para solicitar financiamiento, es decir estos economistas trabajan para arrear al Estado y al pueblo, a una situación de dependencia de los organismos multilaterales de créditos.  La buena noticia es que la provincia del Chaco viene mejorando año a año su capacidad de consumo, que permite alentar a más inversiones y por consiguiente a más empleo.
La hilera de crecimientos que se aprecia en el Chaco, en la venta de electrodomésticos (125% acumulado en el periodo 2007-2011), en la cantidad de patentamientos de vehículos (48,76% interanual), en las cantidad de hogares conectados a internet (102,5% de incremento interanual) no hacen otra cosa que indicar: Un mejoramiento en los niveles ingresos reales y la inclusión de nuevos actores en la demanda. Esta movilidad social ascendente no deviene del azar sino de una activa participación del Estado en el mercado, y mas especialmente en decisiones políticas sostenida en el tiempo en la cual podemos destacar la trascendencia que tienen los distintos mecanismos para que más personas se incorporen al mercado laboral, o se jubilen (Jubilaciones de amas de casas) o estudien (asignaciones familiares). Nunca tenemos que olvidar que en la Argentina se generó un clima de entendimiento en la cual se pasó de la flexibilización (o modernización) laboral a las anticuadas paritarias que surgen de las negociaciones colectivas entre trabajadores y empresarios. Aquí en el Chaco, se creo una agencia de empleo para acercar la demanda y oferta laboral, existen varios programas de empleos que apuntan a sumar actores en el mercado laboral, subsidios de contribuciones patronales, y más recientemente la creación del Ministerio de Empleo, Industria, trabajo y comercio son sus respectivas subsecretarías también marca la clara decisión gubernamental de no permanecer pasivo frente a los acontecimientos del mercado laboral.  
La industrialización en el Chaco está en marcha. El dato que entre el 2007-2011 el consumo energía eléctrica del sector se duplicó refleja las decisiones del gobierno de avanzar en la estrategia de agregar valor en origen a los productos chaqueños. Aquí a la vuelta tenemos el parque industrial de puerto Tirol al tope de su capacidad instalada como muestra, pero además para fortalecer ese perfil industrialista hay otras acciones como la reflotación del Belgrano cargas, el mejoramiento de rutas, acueductos, electrificación rural, líneas de financiamientos para que pequeñas y medianas empresas comiencen o aumenten la producción, se buscan nuevos mercados para los productos chaqueños. En el día de la fecha se firmaron tres convenios de promoción industrial por 118 millones de pesos para la producción de bicicletas, hilados, tejidos, entre otros que creará 320 puestos de trabajos en tres años. También aquí, es necesario apuntar que un gobierno con la vocación de romper las barreras estructurales debe actuar como guía estratégico, y también táctico. Las inversiones no vienen solas, el estado debe seducir, y es un trabajo de hormiga que arranca por convencer a los inversores de los objetivos estratégicos de la provincia, de las inversiones en infraestructura que se realizan y a realizar, discutir las Tasas de retorno de la inversión, guiar la localización en función de las necesidades sociales. En fin, todo este esfuerzo tiene un eje estimulador que es la generación de empleo, y otra noticia concatenada es que “Ya tenemos que VENDER (EXPORTAR)”.
El Chaco, a nivel nacional, está entre las cuatro provincias que más crecieron en sus exportaciones, y es la de mayor crecimiento en la región NEA. Con el significativo dato de que una buena parte de este crecimiento es explicado por el incremento de las exportaciones de manufacturas de origen industrial. Esto nos marca que el Chaco en pocos años se transformó en un jugador importante para sostener la balanza de pagos, aportando un nivel importante de exportaciones que alimentan el superávit comercial, uno de los baluartes del modelo kirchnerista.
La fiesta del consumo, es muy bienvenida en una provincia que fue abandonada durante años a la suerte de Dios o mejor dicho gobernada por un Ángel. El crecimiento económico  extraordinario de 56,3% en el periodo 12/2007-12/ 2011 no es un dato que se pueda menospreciar bajo el concepto: “El crecimiento no significa desarrollo socio-económico”. Andá cantarle a Gardel te diría porque justamente una parte de ese crecimiento sostenido está explicado en la delicada mano que puso el Estado en el circuito económico mediante inversiones en infraestructura básica como viviendas, escuelas, rutas, hospitales, que quieran o no mejoran la calidad de vida de la población y de paso cañazo mejoran las condiciones para futuras inversiones. Claro que falta pero es importante de vez en cuando hacer una parada en los datos y pensar de donde venimos, donde estamos y hacia donde vamos. Otro día, cuando se consoliden algunos datos veremos la evolución del ahorro chaqueño pero por ahora me voy cantando borombom que de la mano del consumo todas las vueltas vamos a dar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario