GUSTAVO MARTINEZ PIDE HUMILDAD Y GRANDEZA A JORGE CAPITANICH

Gustavo Martínez disparó municiones dialécticas contra dos pilares que acompañan el liderazgo político de Jorge Capitanich: Humildad y  grandeza.

Hasta aquí, el escenario interno del justicialismo presentaba los cruces más fuertes en la zona media de la pirámide. Los gustavistas (y el propio Gustavo) piden la cabeza de Eduardo Aguilar, otros piden la cabeza de Domingo Peppo.   

"Humildad y grandeza" para elegir a los compañeros y no imponer compañeros que no nos representan a la mayoría; es uno de los conceptos que se lee en La Voz del Chaco.

Gustavo Martínez juega con la táctica de presionar fuerte para negociar mejor. 

A pesar de los cruces entre gustavistas y aguilaristas, algunos consideran que la formula Peppo-Aguilar  es la síntesis política. 

Jorge Capitanich dio muestras que está más allá de esos tironeos en la zona media de la pirámide.  La máxima autoridad política del partido tiene las facultades para determinar los criterios que acompañarán los consensos internos y con los aliados. 

La fórmula es una unidad monolítica cuya composición es facultad del hacedor y conductor del proyecto político. La continuidad no debe condicionarse por las ambiciones personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario