EL SACO DE CAPITANICH CADA VEZ MÁS GRANDE (Y MÁS RESISTENTE)

En la política, es inusual gestos de reconocimientos. Sin embargo, Jorge Capitanich se hizo acreedor de las palabras de Cristina Fernández de Kirchner, y ayer de Axel Kicillof. Medidas de la gestión provincial fueron tomadas para ser aplicadas a nivel nacional.

Jorge Capitanich, mantiene la fortaleza a contramano de lo que se pronosticó en algunas líneas editoriales de los medios importantes del Chaco.

Es un gobernador que se mantiene en un sitio expectante para seguir sumando a la causa del proyecto nacional. Para el resto de la dirigencia chaqueña será difícil hacerse un camino entre tantas fortalezas.

El efecto del pato rengo no está a la vista. Se ve un gobernador trabajando como si fuera el primer minuto de su gestión, y el contraste con el resto de la dirigencia que pretende continuar se hace aún más notorio.

El efecto del pato rengo no está a la vista. Se ve un gobernador trabajando como si fuera el primer minuto de su gestión, y el contraste con el resto de la dirigencia que pretende continuar se hace aún más notorio.

La voz de algún sector interno del justicialismo que intenta preservar cuotas partes de poder no tienen la fuerza para mellar el liderazgo. La gestión, tanto en su tecnología como en su plataforma ideológica, es una muralla que bloquea cualquier intención de esmerilar la autoridad política de Capitanich.

Esa gestión no solo fue reconocida por casi el 66,59% de los votos chaqueños sino también por la líder Cristina F. de Kirchner y por sus ministros de confianza, como lo es Axel Kicillof, quien no ahorró ningún elogio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario