¿LOS GOBERNADORES SERÁN COMISARIOS DE MACRI EN EL CONGRESO?

El Presidente, llamado Mauricio, está encaprichado en resolver asuntos políticos con la "Plata de los jubilados y de los niños AUH". La militarización del Congreso Nacional es la imagen de un robo a mano armada contra los jubilados. La decisión política del gobierno nacional  tiene el beneficio inmediato para Maria E. Vidal, y costos sociales que irán repartiéndose en el tiempo contra las mayorías populares, y  las provincias. De los 100 mil millones que extraerá de los haberes jubilatorios, una gran parte se destinará a la caja electoral de Maria E. Vidal.
Los gobernadores justicialistas son firmadores de los papeles políticos del presidente. Pero no alcanzó. Mario Negri, informó que los gobernadores deberán presentarse el lunes en el Congreso. Si esto se produce, los gobernadores  se convierten en comisarios, sus ojos en la nuca de los legisladores que tienen el voto cedido. Un rol patético. Macri impone  sus condiciones políticas frente a gobernadores que apenas luchan por la supervivencia de sus cajas provinciales.
Alguien me dijo, Macri les asegura dinero en el consenso fiscal a las provincias. No es tan así. El dinero asegurado es el dinero que ya estaba asegurado.
En primer término, las provincias deberán eliminar impuestos, resignar una porción de su autonomía. El PEN a cambio genera un mecanismo de compensación. En la eliminación del artículo 104 de la ley de Impuestos a las Ganancias, las provincias conservan un monto equivalente al previsto en el d); pero el sistema de Seguridad Social resigna el 20% previsto en el inciso a) del articulo. También, cabe mencionar que el Banco Nación debería transferir al Tesoro Nacional 20 mil millones de pesos en el 2018; y anualmente asignar un 20% de sus utilidades en favor del Tesoro Nacional, nunca pensar en reasignar esas utilidades para financiar proyectos de inversión en las pymes.
En segundo lugar, el "dinero Vidal" está en un reclamo judicial. Vidal debería conquistar una victoria en la justicia. Luego, Vidal debería sentarse a negociar la forma de pago con el PEN y gobernadores. Y ya sabemos, que ese tipo de situaciones consumen varios meses, años. Vidal también es política, está en la grilla de eventuales dirigentes presidenciables después de Macri; en algún momento después del 2019 se encontraría con la limitante de no quedar expuesta ante el pueblo argentino, con la pretensión de cobro inmediata de una sentencia judicial.
En tercer lugar, la población argentina paga los tarifazos de la energía eléctrica, el aumento de la nafta, de los medicamentos, los mayores intereses que surgen por la mora en los pagos de tarjetas de créditos. Las pymes no pueden acceder a financiamientos por las tasas de interés elevadas, y si tienen utilidades están más persuadidas a invertir en Lebacs, que en reinvertirlas. El ajuste salarial se combina con debilitamiento de las fuentes de empleo.  
En ese panorama, los gobernadores juntaron una solución inmediata para el lucimiento inmediato de Maria Vidal. Y como contrapartida, debilitan la caja previsional, y extraen dinero del bolsillo de los jubilados por el cambio de la ley de movilidad jubilatoria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario