PIEDRAS INVENTADAS, AMENAZAS REALES

Son tiempos duros, difíciles. El país ingresó en un tobogán que hace temer lo peor. Tenemos un gobierno enlatado con funcionarios experimentados en el mundo de las burbujas financieras. Cuando no existe autoridad política ni social, se recurre al autoritarismo de las amenazas y de las mentiras. El cinismo es aterrador. El presidente Mauricio Macri, trabaja  para mostrarse como una persona común y corriente, un vecino más, y hace movidas teatrales que van desde ir a comer milanesas a la casa de una vecina, o la última que consistió en pedir permiso a una vecina para ir al baño. Puestas en escena que tratan de esmerilar el plano real. 

Se habla de las piedras inventadas contra el presidente mientras las fuerzas policiales desplazaron a empujones y patadas reales a jubilados que protestaban en un carril del puente pueyrredón.

Los periodistas que no son militantes pero que se asumieron como periodistas guerreros, están a la orden del día para contaminar el ambiente. La noticia corrió como reguero de pólvora, el Presidente blindado fue apedreado en Mar del Plata. En la era de las filmaciones callejeras realizadas con celulares, nadie pudo demostrar los piedrazos contra el Presidente blindado. El jefe de la policía bonaerense negó esas noticias que hablan de agresiones con piedras al presidente. Por otra parte, un grupo de jubilados que protestaban  en el puente pueyrredón fueron sacados por las fuerzas policiales, escudos y carros hidrantes sobre la humanidad de los jubilados.

Las protestas sociales son elevadas a la categoría de amenazas contra la seguridad del Presidente blindado. Todos los días informan que el presidente fue amenazado a través de una llamada anónima al 911; hasta las amenazas en twitter. Para imponer medidas neoliberales se provoca una crisis; para imponer el "orden" se necesita crear el desorden, crear enemigos amenazantes. Es una arquitectura del mal utilizada para transferir miles de millones de pesos a los grupos concentrados de la economía.  


La sociedad está amenazada, y sin chances de blindarse. Basta recordar las declaraciones de los funcionarios para confirmar esas amenazas. Por ejemplo, tomemos el lenguaje extorsivo de Alfonzo Prat Gay para justificar las medidas del gobierno nacional.  Pago a fondos buitres o ajustes e hiperinflación; tarifazos o ajustes e hiperinflación; más salarios o menos empleos. Lo peor de estas amenazas es que son reales, y se materializaron aún cuando consiguieron imponer sus medidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario