NO TODOS LOS MARCHANTES, NI TODOS LOS PERIODISTAS OPOSITORES TIENEN MALA FE DEMOCRATICA

La marcha "homenaje", organizada por Clarín, y un grupo minúsculo de fiscales cuestionados, fue multitudinaria, especialmente en CABA, donde existe un 60% de antiperonistas históricos. 

La muerte del fiscal Alberto Nisman, se advierte, en los cientos de medios de que pertenecen al grupo Clarín, es utilizado para atacar contra el gobierno de Cristina F. de Kirchner.  

Cuando desde el gobierno se habla de golpe blando, se habla porque nadie desconoce que desde hace año existe una estrategia de esmerilamiento contra el poder ejecutivo, de parte de ciertos grupos económicos que perdieron cuotas-partes en los negocios de las AFJP, del fútbol, de las publicidades de REPSOL-YPF.

Esto no significa que todos los marchantes sean golpistas ni que todos los periodistas que se expresaron a favor de la marcha tengan mala fe democrática.

La inmensa mayoría de los cientos de miles que marcharon, no transitan los pasillos oscuros del poder concentrado. Son laburantes, profesionales, gente común, y con una marcada posición en contra del kirchnerismo, y en algunos casos en contra de la política.

En Resistencia, Aída Ayala convocó en las redes sociales. Y no creo que Aida (más allá de ser una heredera política de Ruiz Palacio) sea una mujer antidemocrática.


No es la primera marcha opositora durante el kirchnerismo. Hubo otras. Aquellas de la mesa de enlace, luego el 8N. En todas las anteriores, más allá de los debates coyunturales, el kirchnerismo salió airoso, y de hecho Cristina ganó con casi el 60% de los votos en el 2011. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario