EL CHACO CADA AÑO DEBERÀ OCUPAR UN MES DE RECAUDACIÓN DE LA ATP PARA INTERESES DE LAS NUEVAS DEUDAS

Llegamos al semestre prometido. En las redes sociales se ironizó bastante al respecto. Mauricio Macri prometió que las medidas (Devaluación, ajustes, tarifazos) tomadas mostrarían sus efectos positivos a partir del segundo semestre del año. El sacrificio de la sociedad argentina fue tanto que el propio Presidente dijo  en reiteradas ocasiones que le dolió tomar esas medidas. Todo indica que el segundo semestre no será el de las buenas noticias para la economía real, formalmente en recesión. El tejido productivo comienza a deteriorarse con la apertura indiscriminada a las importaciones de bienes de consumo, el aumento de los costos de bienes dolarizados, y el debilitamiento del poder adquisitivo de los salarios.

El macrismo supo decir que una vez que se paguen a los buitres lloverían dólares baratos. Del dicho al hecho un largo trecho. Salta, durante la semana, emitió 300 millones de dólares a 9.5% anual, plazo promedio 8 años. Una tasa levemente superior a la lograda por la provincia de Buenos Aires antes del acuerdo con los buitres. Neuquén es otra de las provincias que ya emitió deudas, aunque en este caso títulos con garantías de regalías petroleras que se ubicaron a 8.62%.

Chaco, por las condiciones de las políticas macroeconómicas del gobierno nacional, es otra de las provincias que entrará a bailar en la fiesta financiera. El costo que deberá afrontar será similar a la provincia de Salta. Esto significa que deberá juntar 28 millones de dólares por año para pagar los intereses; una cifra equivalente a un mes de recaudación propia. Es decir, un mes de recaudación de impuestos de la Administración Tributaria Provincial será para pagar intereses de las deudas tomadas.   

Es una película conocida.


Veamos una nota de Política Online del 24 de junio, en la cual las calificadoras de riesgo amigas del gobierno alertan sobre el crecimiento de la deuda respecto al PBI. Gabriel Torres, el analista jefe de crédito soberano para Latinoamérica de la calificadora de riesgo Moody's "La deuda argentina hoy ronda el 40% del PBI. Es posible que el proceso de reducción del déficit se demore por la limitación social al ajuste y la Argentina tome deuda para financiar ese déficit. La posibilidad de que la deuda suba al 60% del PBI es claramente negativo y como las tasas son elevadas por lo que la sustentabilidad de la capacidad de repago sería dudosa". En la misma línea un informe reciente de Standard & Poor's (S&P) resalta la preocupación de sus clientes acerca de la capacidad de repago de la creciente deuda externa argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario