¿HAY UN MODELO COQUI?

El periodista, ni bien cerradas las urnas, luego de felicitar a Rozas por el triunfo; felicitó a Capitanich “por la gran elección a pesar de la derrota”. Jorge Capitanich, pidió que lo felicite por ser el ganador de las elecciones. Así, como un gol en el minuto 90’, nació la gestión Capitanich. 

Desde el año 1.999, pasaron muchos votos por las urnas. Perdió con Ángel Rozas en el año 99’, con Roy Nikisch en el 2003. Le ganó a Rozas en 2007, a Nikisch en el 2011. Ahora les ganó a todos juntos. Ganó, goleó y gustó. y Clasificó.
Jorge Capitanich, diseño y ejecutó una estrategia para ganarles al conglomerado de líderes del radicalismo. Miren que hay nombres del otro lado. Repasemos los jugadores de la selección UCR: Rozas, Aída, Nikisch, Cipollini, Tejedor, Azula, Peche.

La velocidad del crecimiento electoral, indica que el Frente para la Victoria, entre las PASO y las generales, en la categoría senadores, conquistó 1.122 votos por día. Unión por Chaco perdió 400 votos diarios. 

Jorge Capitanich, es un dirigente con hambre de gloria política, impuso (o está imponiendo) un modelo Coqui para gestionar y para construir liderazgos.

En materia de liderazgo, abreva de todas las fuentes. La conformación de su gabinete, es un crisol de pertenencias. Participan dirigentes que anduvieron por el ARI, por el PRO, por el radicalismo.

En materia de gestión, propuso objetivos estratégicos, y se aprecia un volumen de cambios en la configuración económica, institucional y social. Se debe tener en cuenta que desde fines de los 60', el empleo público y derivados se convirtió en la principal actividad económica. El principal desafió fue la generación de una actividad privada en condiciones de generar nuevas fuentes de empleo. El esfuerzo para industrializar, la inversión en infraestructura, en educación y las actividades vinculadas a promover el turismo, constituyen indicios de una reorganización de los factores productivos a partir de un fuerte liderazgo estatal.  

Capitanich trazó un nuevo rumbo para una provincia con mayor protagonismo geopolítico. El Chaco era un verdadero obelisco de la desesperanza a nivel nacional. Las postergaciones sociales viajaban muy rápido por la ruta de la resignación. Gobiernos anteriores no supieron (o no quisieron o no pudieron) maniobrar  para torcer el rumbo geopolítico.

Chaco, a lo largo de su historia, estuvo relegada de los planos de integración nacional e internacional. Perdió territorio por falta de representantes en el congreso nacional. No tuvo participación en el nivel decisorio de las provincias unidas del Río de la plata, ni del congreso de Tucumán. Fue uno de los últimos territorios nacionales en institucionalizarse como provincia. 

En este contexto histórico, emergió Capitanich. Su rebeldía política lo llevó a liderar un cambio paradigmático en la gestión.

Hoy, cuando el país posiciona a Capitanich en la mesa de sucesión presidencial; vale mencionar –nuevamente en este blog- algunos ejes de las conclusiones del libro “Investigación sobre el origen y naturaleza de las crisis provinciales”. El ámbito aspiracional no se limitaba solamente a ser gobernador del Chaco. Capitanich escribió conceptos que con el kirchnerismo en el poder se masificaron.

La Transversalidad -por ejemplo- quedó asentada cuando escribió: “La recuperación de los partidos políticos como vehículo y expresión de las mayorías populares no debe circunscribirse fronteras adentro.  En estos tiempos, tiene existencia la UNASUR pero ya en aquel entonces Capitanich veía como necesario una Integración regional a partir de un proyecto global desde un plano político. Tampoco se puede soslayar un texto que está en ese libro que versa sobre La Recuperación de la política: “Debemos ser capaces de recrear los sueños, las utopías y cierta visión épica que nos convoque con la pasión y el corazón haciendo un esfuerzo para romper el individualismo exacerbado para mirar alrededor de la gente que más sufre”.

El presidenciable Capitanich, no es la consecuencia de una coyuntura electoral ni de un deseo político que haya nacido cuando llegó a gobernador; sino viene desde mucho antes. En el chaco, todos hablan del efecto coqui en las últimas elecciones. Ese puede ser un indicio de la existencia de un modelo coqui que, a partir de buenos resultados fue ratificado por la voluntad popular.-


No hay comentarios:

Publicar un comentario