Ir al contenido principal

SOBRE EL ULTIMO LIBRO DE CAPITANICH: "KIRCHNERISMO"


Jorge M Capitanich,  en su nuevo libro, aporta datos sustantivos para la comprensión del modelo kirchnerista. Dice (siguiendo a Perón) que ya transitamos tres de las cuatro etapas de una revolución. Las etapas de toma de poder, doctrinaria y dogmática. La etapa institucional, es el desafío a futuro. El kirchnerismo expresa la fase superior del peronismo.

La simplicidad es una de las características del modelo kirchnerista. Capitanich dice que “es un modelo simple”. El kirchnerismo es interpretado y explicado  a partir de tres tensiones estructurales: La tensión entre gobernabilidad y calidad institucionalla tensión entre estabilidad macroeconómica y crecimiento; y la tensión entre inclusión social y distribución del ingreso.

La tensión entre gobernabilidad y calidad institucional. Capitanich, plantea que hoy “la democracia argentina tiene gobernabilidad porque la presidente ejerce poder político sin utilizar herramientas que atenten contra la calidad institucional”. El modelo kirchnerista se apega a los principios republicanos, a la libertad de expresión, a la reivindicación de los derechos humanos, y a la toma de decisiones gubernamentales en el marco de una manifiesta legalidad y legitimidad. Ejemplo: La presidenta firmó tan solo ocho DNU (plenamente justificados, dice). 

La tensión entre estabilidad y crecimiento macroeconómico. La principal escultura dialéctica aportada por Capitanich para una mejor comprensión del modelo kirchnerista está en el análisis que realizó sobre la evolución de  las variables macroeconómicas. Las decisiones de política económica fueron tomadas en función del privilegio de los intereses nacionales, de la integración regional, y de la soberanía nacional. Política fiscal, la política monetaria y la política cambiaria al servicio del bienestar social.

Capitanich expuso los resultados logrados en materia de política fiscal, que además de exitosos, son resultados históricos. El crecimiento de las recaudaciones tributarias no provino de aumento o creación de nuevos impuestos sino de la optimización en el sistema recaudatorio. Pondera la ley de responsabilidad fiscal como un soporte crucial para que la evolución del gasto público sea en función del crecimiento del PBI.

Capitanich presenta una mecánica que parece fácil, pero no lo es tanto. Si espiamos algunos hilos del reciente pasado nos toparemos con Domingo Cavallo en un programa de Mariano Grondona diciendo “yo tengo un plan” para lograr el “Déficit cero” (Es cierto tenia un plan pero para recuperar la ansiada cartera, mas acá en el tiempo Fernando de la Rúa diría que los medios lo pedían). El déficit cero no llegó, hubo superávit de caos.

Fue el kirchnerismo quien arribó al superávit fiscal. Capitanich explica “el como” se llegó a la consolidación del resultado fiscal primario y financiero. Además nos invita a reflexionar sobre la trascendencia histórica de la política fiscal kirchnerista potenciada con la modificación gradual de aspectos cualitativos del gasto público. Aumento en la inversión educativa, aumento en la inversión de en la infraestructura básica, aumento del gasto en seguridad social, y disponibilidad de fondos para subsidios específicos que contribuyan a una baja en el costo de la energía y del transporte.

El libro ofrece datos significativos que contradicen a las muletillas de los opositores. Por ejemplo en materia de inversión energética (además de la diversificación de la matriz energética) la Argentina pasó de 131 millones de pesos en el año dos mil tres a 17 mil millones de pesos en el dos mil diez. En ese periodo, hubo un salto en la oferta energética de 17.900 megavatios a 25.290 megavatios; y a la par la demanda anual de energía eléctrica experimentó un incremento, sea en hogares, comercio o industria como una muestra sintomática del crecimiento económico.  

La política monetaria, fuente de discusiones históricas entre economistas, también se puso al servicio del bienestar social. El proceso sostenido de incremento en las reservas internacionales, el control de los agregados monetarios, en el régimen de tipo de cambio y en políticas regulatorias y de supervisión que buscan fortalecer el sistema financiero. Dice que: “Una política monetaria flexible para no impedir el abastecimiento adecuado de un flujo de dinero para sostener el crecimiento económico”.

La política cambiaria, el libro revela datos claves. Mientras muchos países viajan en sentido de la apreciación nominal de sus monedas con la consiguiente perdida de competitividad relativa respecto de una canasta de monedas; la Argentina viaja en sentido contrario, manteniendo la competitividad relativa con efectos positivos para la comunidad exportadora. La balanza de pagos, a partir de sus superávit comerciales y de cuenta corriente aumenta las reservas internacionales.

La economía, en su concepción básica, es el dilema de satisfacer necesidades ilimitadas con recursos limitados, y en no pocas veces las interpretaciones de los manuales de economía nos imposibilitaron pensar que un país como la Argentina podría encontrar una administración ordenada de las herramientas de política fiscal, monetaria y cambiaria, y esta a su vez confluir en una consistencia macroeconómica. Estabilidad y crecimiento.

Los servicios de la deuda eran un estrangulamiento constante. Las metas fiscales diseñadas por el FMI eran frías recetas dentro de ese marco teórico del consenso de Washington que dejaban las cuestiones sociales libradas al azar.

La Argentina, sin las recetas del FMI entró en un ciclo de sanación institucional, de aumento y diversificación de las exportaciones, de crecimiento económico, de desendeudamiento, de creación de puestos de trabajos (571.000 puestos anuales en el periodo 2003-2009 contra 182000 del periodo 1991-2011), de ordenamiento del sistema de seguridad social (El reconocimiento pleno de los derechos para 2,5 millones de jubilados, y 3,8 millones de niños-jóvenes con la asignación universal). Lejos de estar fuera del mundo, la Argentina preside el G-77, es integrante del G-20 y revisa críticamente el rol del FMI.

La tercera tensión es entre inclusión social y distribución del ingreso. La generación de empleo, indiscutible en lo numérico pero también positiva en el sentido de la recuperación de la existencia legal de los trabajadores. En los 90´ 1 de cada diez empleos creados era formal. En los últimos siete años, dos de cada diez empleos creados son informales. La disminución de la tasa de desempleo, la homologación de casi 1400 CCT respecto a 200 de la década de los noventa.


El libro de Capitanich es apasionante. Es el reconocimiento al liderazgo de los Kirchner pero a partir de un análisis profundo y preciso del proceso que estamos viviendo. Ya nada quedará como entonces” arremete Capitanich para dimensionar la instancia revolucionaria del kirchnerismo. Es un análisis en tiempo presente sin descuidar la perspectiva histórica ni el futuro. “Horizonte” es la última palabra que cierra el libro. Hacia allá vamos, más incluidos y mejor preparados.


Cesar Lopez
Abrapalabras

Comentarios

Entradas populares de este blog

PEPPO HACE CAJA, NO POLÍTICA

El gobierno superfluo de Peppo tocó fondo. Una provincia con obras paralizadas, y con autorización legislativa para endeudarse por 8000 mil millones de pesos en el mercado financiero. Muchas voces (en forma tardía) se levantaron en su contra. El saqueo nacional contra jubilados, ex combatientes, y niños; fue un tema de la vocería electoral. Como también lo fue la flexibilización laboral. La designación de Elda Pértile, y Mosqueda no fue azarosa, fue una decisión planificada para alistarse en la tropa neoliberal que comanda el estado nacional. Nadie puede alegar inocencia ni torpeza a la hora del voto. Domingo no pierde un centavo de su patrimonio ni de sus sueldos, pierde la provincia con la baja de consumo, con el agravamiento de la crisis social en los próximos meses. Son millonarios que llevan muchos años viviendo del estado. ¿Qué sensibilidad pueden sentir por el prójimo de los sectores más vulnerables?. Hace algún tiempo, mientras los Resistencianos padecían tremendas interrupcione…

EL PEOR DICIEMBRE PARA PEPPO

Fue el peor Diciembre en materia de repercusiones negativas para Domingo Peppo. 
Entre los puntos positivos de la gestión política de Peppo, podemos situar la aprobación de dos leyes de presupuesto durante el año. La ley del consenso fiscal como respaldo al pacto firmado con Macri. El pago de aguinaldo a los trabajadores públicos. Secheep sigue con barquinazos pero se nota una mejoría para plantarse en un diciembre caliente. El desdoblamiento electoral, que benefició al Macrismo para ponderar la real valía territorial del radicalismo, trajo pesados costos de credibilidad para el propio Domingo Peppo. En los hechos, se verificaron una candidatura testimonial en la lista provincial, y que tanto Juan Mosqueda como Elda Pértile fueron a jugar con las cartas impuestas por Casa Rosada.  Los cambios en el gabinete, iniciaron, en el anuncio desubicado de Horacio Rey sobre una evaluación compartida con el gobernador para designar funcionarios. Las promesas de cambios no se pudieron verificar en l…

GLOBOLUDOS/MILITONTOS

En el plano inmediato de la imagen nuestros ojos chocan con el montaje actoral de la gobernadora de Buenos Aires. En el plano corto de la agresión, de un lado tiran militontos, del otro lado responden con el  globoludo. No me gusta hablar con los términos de esa batalla recortada por la estigmatización ni tampoco tengo ganas de detenerme las escenas teatrales de Vidal. En el plano largo de la reflexión se debe admitir una dualidad de sentidos comunes en puja.
Desde 1976,  el sentido común neoliberal viene victorioso, a pesar de los cimbronazos que recibió en 2003-2013. En ese sentido común se generaron hiperendeudamiento, hiperinflación, crisis de deuda, hiperdesocupación, crisis social. Es un sentido común muy costoso para los intereses nacionales y populares.  El sentido neoliberal es una etapa superior del sentido civilización frente a barbarie. Esa dualidad siempre dejó victorioso a los poderosos. La Forestal, una gran corporación "civilizó" por medio de la explotación y …

FORMOSA PAGÓ SUELDOS ANTES DE NAVIDAD; EL CHACO PAGARÁ DESPUÉS DE REYES.

Formosa, antes de Navidad, pagó los sueldos correspondiente al mes de Diciembre, y el medio aguinaldo. Sin histerias ni bombos ni platillos. 


La provincia de San Luis pagó aguinaldo el 22, y hoy procedió a pagar los haberes del mes de diciembre. En el Chaco, el gobierno de Peppo hace un circo de la histeria que si no se aprueba tal cosa, no se puede pagar sueldos. Luego, bombos y platillos para anunciar que el sueldo de Diciembre se abonará no solo después de navidad, de año nuevo.... sino también después de Reyes... Menos mal que carnaval queda lejos...Espero que el anuncio del ministro Ocampo no sea una broma por el día de los inocentes.

EN RÍO SUCIO NO VALE EL DILEMA DE CAÑA O PESCADO

Si bien la presencia de Cristina no alcanzó para impedir o modificar la reforma tributaria, se puede aventurar que su presencia fue una gota en el desierto, eleva el volumen de la política frente a un gobierno corporocratico. La dirigencia política, está condenada a discutir todas las iniciativas que surjan de la plataforma empresarial del gobierno de Cambiemos. El Senado no es un living para tertulias de negocios sino un recinto para debatir leyes.
Los debates previsionales, laborales e impositivos, se circunscriben en cómo organizamos el país. El dilema es ¿El país se mueve  para responder intereses de las corporaciones o se mueve para satisfacer necesidades públicas?. 
El gobierno representa a gente de negocios (a gran escala, preferentemente de la economía de especulación), no a la gente del pueblo (pequeña y mediana escala de la economía de la producción y trabajo). En ese dilema, podemos situar la frase crítica de Cristina, y que se circunscribe en la percepción elogiosa de la Re…