EL VIERNES DE DOMINGO PEPPO

El anuncio de su gabinete marcará el principio de la gestión Peppo. El dirigente villaangelense comenzará a escribir su historia de gobernador del Chaco. En su mochila lleva los sueños largos de muchos intendentes del justicialismo. Si uno repasa los nombres que se barajan, al parecer, se tratará de un gabinete con más territorialidad y política, en un contexto de relaciones inciertas con el gobierno nacional.
Se trata de la continuidad de un proyecto político sin la continuidad de muchos funcionarios preferidos por Jorge M. Capitanich. Si se me permite el término, y sin que signifique algún juicio de valor: el gabinete se descoquizará.
Jorge M. Capitanich (aparentemente) no pidió cargos ni áreas de gobierno para nadie, tal cual ocurrió durante la gestión Bacileff. El conductor de los triunfos electorales (récord de votos en el 2011) prefirió el abstencionismo, no generar condicionamientos ni incomodidades al gobernador entrante.
Domingo Peppo, habría encarado el proceso de selección y designaciones con absoluta libertad de criterios, en el marco de los acuerdos electorales. Esto es bueno para la salud institucional del estado provincial, y para la política del Frente Chaco Merece Más. Los espacios gubernamentales que fueron repartidos nacieron de los gestos del flamante gobernador electo.
Arrancará la gestión con distintas problemáticas a intervenir. Nada extraño, al fin de cuentas, con las políticas públicas se trata de satisfacer la mayor cantidad de necesidades públicas. El añejo problema con los judiciales, tendrá que acordar un plan de pagos de mediano plazo. En varios municipios en los cuales habrá traspaso de mando se produjeron repentinos y masivos pases a planta. Maniobrar en el angostamiento de los caminos a la casa rosada, por lo pronto tiene un paliativo con el ingreso adicional del 15% de coparticipación que eran retenidos por Nación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario