CERDOS

Cuando se habla de modelos y resultados; es bueno hilvanar episodios. La actividad porcina, que siempre fue dejada en un plano secundario por el poder de la sociedad rural; creció conforme los objetivos fijados. Un recorte de Clarín año 2010; Cristina fijaba como objetivo llegar a un consumo de 16 kilos por año. Un recorte del mismo diario sobre 2017 dice que el consumo llegó a los 15 kilos per cápita.
El crecimiento no llegó por el azar sino por la aplicación de distintas políticas públicas, por estímulos a la demanda, por apariciones de frigoríficos y cadenas de comercialización.

Obvio; remarcar estos aciertos del kirchnerismo en un contexto de apertura a las importaciones de la carne porcina; solo sirve para que Mauricio Macri vaya contra la producción y consumo de cerdos argentinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario