EL CEMENTO HABLA

El presidente del Centro de Empresas Constructoras, Mateo Alemán hizo mención a las dificultades existentes para conseguir cemento en la provincia del Chaco. No son los corralones sino los grandes grupos quienes juegan a la especulación manifestaba en declaraciones radiales el dirigente empresarial.

El cemento, al margen de los asuntos coyunturales, es un buen disparador para ponderar algunas cuestiones de la realidad. El despliegue constructivo en la provincia está a la vista de todos. Pero no viene mal repasar algunos datos. 

Si hacemos un número rápido, en el primer semestre del año 2015, el dinero aplicado a la compra de cemento supera los 250 millones de pesos. Si parafraseamos a Ernesto Sanz podemos decir: "El dinero de muchas familias se va por la canaleta del cemento".

La inversión pública y privada que se desató en la provincia se refleja en la las toneladas despachadas de cemento portland. En el 2004 se despachaban poco más de 100 mil toneladas anuales. En el año 2009 se superó las 200 mil toneladas despachadas, y en el 2011 se superó la vara de 250 mil toneladas anuales.

La incidencia de consumo de cemento en la provincia respecto al país también creció. En el año 2007 era 1,88%, en 2014 ascendió a 2,30%. 

Desde Diciembre 2007 a Junio 2015, los registros indican que al Chaco se despacharon 1.828.230,09. El 10 de diciembre se cerrará un ciclo de 2 millones de toneladas despachadas al Chaco, un equivalente a 40 millones de bolsas.


También creció la producción nacional de cemento.  En 1.998 la producción nacional alcanzaba a 7.091.827 toneladas; en tanto que en los últimos tres años la producción superó las 11 millones de toneladas.

Alguna mano invisible largó una paloma mensajera que reparte la palabra "Relato" en el periodismo y en la oposición. Me resisto a pensar que todo sea un relato. También debemos reconocer que un Presidente, un gobernador tienen el derecho de repasar los hechos. Y creo que el cemento habla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario