Ir al contenido principal

EL KIRCHNERISMO SIEMPRE ESTUVO EN CRISIS

El problema político del kirchnerismo se mide por la cantidad de votos que perdió en dos años. El dilema es saber si ese problema es coyuntural o estructural. El problema político del kirchnerismo, en cualquiera de sus versiones, es un problema nacional. El kirchnerismo parece alicaído. Alicaído no es doblegado. Alicaído ya estuvo en el año 2009.

El problema se desencadenó por múltiples causas. La política, en términos generales, contiene acción y comunicación.

En lo comunicacional sobran mensajes directos. Faltan mensajes subliminales. En algunos casos, hubo errores no forzados en materia de oportunidad. Plantear una propuesta política de avanzada, como por ejemplo, la elección popular de los miembros del consejo de la Magistratura, cuando  el eje de las discusiones era la corrupción. El kirchnerismo en la batalla persuasiva siempre le ganó a Clarín, con excepción de este último año. Los programas que ocupaban tiempo para replicar las polémicas del programa de Marcelo Tinelli, comenzaron a replicar las polémicas de Lanata, quien hábilmente introdujo el componente farándula en sus programas. La coyuntura dice que los ejes instalados por los medios dominantes, prevalecieron en las discusiones dadas hasta el 11 de agosto. Corrupción, inseguridad e inflación fueron los ejes alrededor de los cuales giraron las discusiones ciudadanas. Tres ejes hubo también en las elecciones del año 97`, con el único enroque de inflación por desocupación. Los medios, además de entretener con los sucesos de la casa de Gran Hermano, realizaban coberturas de los argentinos que emigraban. Los medios, durante esta década nunca realizaron una cobertura sostenida de los argentinos que se repatriaron. Nunca se ocuparon de hacer informes ni con la repatriación no mágica del científico Nº 1000. Clarín comenzó a doblegar en un escenario donde la inflación parece masticar algunas porciones del salario real como también ciertas porciones del beneficio de las pequeñas y medianas empresas.

En la acción política, a su vez, existen elementos de la gestión gubernamental que dispararon mal humor en muchos argentinos; como también existen elementos internos del oficialismo que dispararon interesadas apatías.

No es un voto castigo. Es un voto alerta. Se debe admitir que, además de la tilinguería, existen ciudadanos preocupados por el derrotero de la economía. Si uno revisa las variables macroeconómicas, no hay maneras de equiparar a los duros trances que desataron la renuncia del radicalismo en el 2.001. Este punto es interesante. Si bien la preocupación es la inflación, esto no quiere decir que el kirchnerismo se dedicó a aniquilar el poder adquisitivo de los argentinos. Cualquiera puede revisar las paritarias anuales y observar los porcentajes acordados de aumentos salariales. Es muy probable que nadie pueda demostrar que los precios subieron más que los salarios. Es usual escuchar que se dice, “El pan en tal año, salía tanto” pero no es usual escuchar “cuando el pan salía tanto, en mi actividad se ganaba tanto”.  

Los pequeños y medianos empresarios, por ejemplo, se aliviaron con el plan de pagos para  deudas impositivas de hasta el periodo 02/2013. Ese alivio duró poco. A partir de la posición fiscal siguiente, debían pagar sus impuestos al contado. Cuando no podían, la amenaza del embargo ponía en jaque el sistema nervioso. Se sabe que las turbulencias financieras, es correr todos los días, es timonear los flujos de fondos proyectados para evitar el rebote de los cheques entregados a plazo. Al día de la fecha, la AFIP resucitó al plan mis facilidades de pagos. Lo mismo pasó con el monotributo, esa picardía o exceso de celos para con algún tipo de monotributistas, demoró la suba de los parámetros de ingresos. Generó estrés, mal humor, aún cuando la realidad le diera la razón, o ameritaba que se contraponga algún mensaje, como fue el caso de los gendarmes que reclamaron aumentos salariales. Pero un rato antes se había instalado una discusión con los docentes.

En el tema importación, hay mensajes que van de boca en boca. “No se pueden importar medicamentos para tratamientos de alta complejidad”. Indignaciones puntuales que se multiplicaron. 

El kirchnerismo logró desendeudar al país. Aumentó las reservas del BCRA. Realizó inversiones de infraestructura en todo el país. Incluyó millones de argentinos a la existencia económica y política. Logró una década de superávit fiscal y de la balanza de pagos. Aumentó el volumen de las exportaciones. Generó una economía en crecimiento sostenido. Aumentó la recaudación de impuestos sin crear nuevos impuestos hasta el 11 de agosto.

El tipo de cambio y el superávit fiscal fueron acorde a un modelo de desarrollo, y en ciertas formas generó puntos positivos para la industrialización. Pero en el escenario 2013, el principal socio comercial  que es Brasil viene llevando una depreciación de su moneda respecto al dólar; y la argentina, en forma gradual viene acompañando esa devaluación para no perder competitividad pero tiene una condicionante interna que es la evolución de los precios internos. 

Esto significa que el 29 de octubre deberá nacer con la presentación de algún plan económico atendiendo varios objetivos. Los que exportan a Brasil no quieren perder mercado; los importadores, algunos ahorristas y los argentinos que viajan al exterior quieren dólares; las pequeñas y medianas empresas quieren menos presión fiscal; y los que consumen quieren un freno en los preciosTendrá que salir a cazar algunos dólares en el mercado de capitales para promover inversiones industriales en distintas regiones del país, mantener el empleo y seguir fortaleciendo el mercado interno. El kirchnerismo, tiene un escenario económico fantástico para demostrar, una vez más, la alta creatividad para afrontar los desafíos.  ¿Podrá?

En lo interno, algunos puntos fueron restados por la fecha de vencimiento del liderazgo institucional de CFK; otros por conductas de ciertos grupos que adolecieron del tacto necesario para relacionarse con el resto de la dirigencia del justicialismo. Algunos hablan de falencias comunicacionales pero me resisto a creer que solo ello explique la magra cosecha de votos en el proceso electoral.

El kirchnerismo, siempre fue por alguien. Fue por los dirigentes radicales con la famosa
transversalidad que depositó a Cobos como Vicepresidente; fue por Duhalde que significó el quiebre de un factor de poder bonaerense; fue por los dirigentes de la mesa de enlace;  fue por Clarín; fue por Moyano. Desde el 2.011 en adelante, con la Cámpora como alfil, intentó ir por Scioli, por Peralta, y otros gobernadores. Es muy probable que ciertas acciones políticas contribuyeran a socavar bases territoriales, y a generar un nivel de rechazo por parte de los sectores independientes. Recuerdo la desmesura protagónica de la Campora, en los tristes sucesos de la inundación de La Plata, pasando por encima al propio gobernador de la provincia de Buenos Aires.   Al fin y al cabo, los elementos del Estado son los elementos centrales de la política: Territorio, Gobierno, Pueblo y Normas. Cuando, ciertos indicios marcaban que la estrategia no resultó exitosa, se intentó estrechar vínculos con los intendentes, especialmente con los del conurbano bonaerense;  se puso en marcha el programa más cerca. Ahora bien, ¿Por qué la estrategia no resultó efectiva después del 2011? Hay un dato distintivo que no debe perderse de vista: El liderazgo institucional de Cristina Fernández de Kirchner tiene fecha de vencimiento.

El kirchnerismo está en crisis.  El kirchnerismo siempre estuvo en crisis, con excepción del año 2011. Una crisis es una coyuntura de cambios de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución. En otras palabras, el kirchnerismo sin la existencia de estas crisis, hace rato habría llegado a su fin.

El kirchnerismo deberá conjugar de nuevo los verbos. Pasado las elecciones legislativas, tiene la gran oportunidad para recuperar la iniciativa política como lo hizo después del año 2009. El voto alerta es positivo, y más aún cuando en la oposición no asoma nadie que despierte el “voto esperanza”. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

FOCOS Y DURLOCK PARA LOS GARCIA

Los gobiernos actuales “hablan” de transparencias, de austeridad. Al periodismo le queda la áspera tarea de ver cuanto se acercan los hechos a las palabras. Hace algunos días se conoció públicamente que el Ministro de Obras públicas de la provincia del Chaco, Fabián Echazarreta decidió gastar cerca de un millón y medio para remodelar su oficina, en un contexto de austeridad pedida por el gobernador Oscar D. Peppo, y de la paralización de la obra pública en general. Distintas fuentes me aportan datos sobre dicha contratación. Radio Chaco le facilitó el micrófono al Ministro para aclarar la contratación. No lo hizo con todos los detalles, ni tampoco en esa radio (por obvias razones) avanzaron con más preguntas. Me dejaron la pelota picando para avanzar con una investigación periodística al respecto.
La suma es exorbitante para una obra que es colocación de durlok, pintura, cambios de aberturas y de luminarias (focos). En distintas consultas que realicé a especialistas en presupuestos y c…

GLOBOLUDOS/MILITONTOS

En el plano inmediato de la imagen nuestros ojos chocan con el montaje actoral de la gobernadora de Buenos Aires. En el plano corto de la agresión, de un lado tiran militontos, del otro lado responden con el  globoludo. No me gusta hablar con los términos de esa batalla recortada por la estigmatización ni tampoco tengo ganas de detenerme las escenas teatrales de Vidal. En el plano largo de la reflexión se debe admitir una dualidad de sentidos comunes en puja.
Desde 1976,  el sentido común neoliberal viene victorioso, a pesar de los cimbronazos que recibió en 2003-2013. En ese sentido común se generaron hiperendeudamiento, hiperinflación, crisis de deuda, hiperdesocupación, crisis social. Es un sentido común muy costoso para los intereses nacionales y populares.  El sentido neoliberal es una etapa superior del sentido civilización frente a barbarie. Esa dualidad siempre dejó victorioso a los poderosos. La Forestal, una gran corporación "civilizó" por medio de la explotación y …

FORMOSA PAGÓ SUELDOS ANTES DE NAVIDAD; EL CHACO PAGARÁ DESPUÉS DE REYES.

Formosa, antes de Navidad, pagó los sueldos correspondiente al mes de Diciembre, y el medio aguinaldo. Sin histerias ni bombos ni platillos. 


La provincia de San Luis pagó aguinaldo el 22, y hoy procedió a pagar los haberes del mes de diciembre. En el Chaco, el gobierno de Peppo hace un circo de la histeria que si no se aprueba tal cosa, no se puede pagar sueldos. Luego, bombos y platillos para anunciar que el sueldo de Diciembre se abonará no solo después de navidad, de año nuevo.... sino también después de Reyes... Menos mal que carnaval queda lejos...Espero que el anuncio del ministro Ocampo no sea una broma por el día de los inocentes.

EL TESTIMONIO DE UNA SOBREVIVIENTE DE LA ESMA

Ana Testa, una de las tantas victimas, estuvo en el Chaco para dar testimonio militante sobre los padecimientos personales a los cuales fue expuesta por la última dictadura cívico-militar que hubo en la Argentina.
Llegó al Chaco en el año 71 para estudiar arquitectura en la UNNE, en  el ambiente universitario de los setenta conoció a su esposo Juan Carlos Silva, militó y estudió hasta que el rector de la Universidad, en complicidad con los jueces solicitó la captura de  los integrantes de todos los centros de Estudiantes de la universidad y ella era secretaria del Centro de Estudiantes de su facultad, motivo por el cual hubo de abandonar la provincia, estando ya embarazada. Fueron varios los lugares por donde anduvieron para escapar de la captura, Misiones, Santa Fe, Buenos Aires hasta que fue detenida en el año 79 en oportunidad que llevó a su hija a que se cortara el flequillo, después de un forcejeo la tiran en el piso del asiento trasero de un Ford Falcon que no recuerda el color, …

LOS VIVIDORES DE LA POLÍTICA

Max Weber, diría "Algunos vivendela política, otros vivenparala política".
Los vividores de la política, utilizan a la actividad política como fuente permanente de ingresos, viven de los demás. No tienen interés en satisfacer  necesidades públicas . El arribismo desmesurado siempre existió.
Esta tipología de dirigentes contribuye para que nada cambie. Se incomodan con la aparición de otros dirigentes; y los descalifican por la falta de experiencia política. Solo aceptan a los nuevos dirigentes que se manejan con los mismos criterios de subsistencias, y que pueden ser útiles para sus propios proyectos personales.  
La formación dirigencial está ausente en la mayoría de los partidos. En muchas charlas políticas o talleres, se explican ventajas de la disciplina orgánica, de la estrategia de conducción, de la táctica para la toma del poder, etc.
Todo muy bonito pero se limita a la micropolítica. Se intenta adiestrar a los miembros de grupo para subsistir. De nada sirve formar diri…