CAPITANICH EL HACEDOR DE UN TRIUNFO APLASTANTE

El parco cielo del amanecer no fue impedimento para que las urnas hospeden la masiva confianza en Jorge M. Capitanich. No es una revancha pugilística. Pero se parece. El montenegrino de les ganó en forma consecutiva y en el mismo orden a Ángel Rozas y Roy Nikisch con quienes había perdido en 1.999 y 2003, respectivamente.

El fervor coquista en la extensa caravana del jueves, de alguna forma ya había anticipado el volumen histórico de la victoria. La cosecha record de votos es el corolario de una gestión que fue planificada y ejecutada a lo largo y ancho del territorio provincial.

Ni el más antiperonista puede negar la dimensión de los hechos. Capitanich, demostró que es un hacedor implacable de destinos. Su pasión política es la única espada que utiliza en esta batalla para sacar  la provincia de ese estancamiento secular.

En estas elecciones tuve la sensación que mientras los demás candidatos se postulaban para el cargo de gobernador; Capitanich se postulaba para ser el mejor gobernador de la historia.

Frente a la prensa desparramó emoción y números. Le dedicó el triunfo a Néstor Kirchner. También a Cristina Fernández de Kirchner a quien le dijo “Este triunfo es suyo señora Presidenta”. Respecto al 2015 se apresuró a decir “no especulen conmigo”, rodeado de Florencio Randazzo y Amado Boudou.


Aunque victorias como estas podrían convocar la soberbia de cualquier moral, Capitanich prefirió la mesura. No se mareó con ese crecimiento de más del 20%  en el flujo de votos respecto del 2007 ni tampoco con esa gran brecha que le sacó al segundo.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario