¿EL ANOCHECER DE PEPPO?

D. Peppo y A. Leiva
Los soleados días están terminando para intendentes que se acomodaron en la grilla de posibles sucesores de Jorge M Capitanich, en cada una de las situaciones publicas, como fueron las declaraciones inoportunas de Basileff Ivanoff y la reciente oleada de rumores que instalaba a Capitanich como compañero de formula de Cristina F. de Kirchner. 

A partir del 2012 para las construcciones de candidaturas ya no alcanzarán la disciplina partidaria ni los laureles conquistados en el pasado, la fiesta estrenará escenario, participarán invitados nuevos y habrá cambios en el ritmo de la danza. Al simple efecto de ejemplo para esta opinión, tomaré la figura de Domingo Peppo, intendente de Villa Angela, hasta aquí con legitimidad arrolladora en su pueblo, con buen posicionamiento en el sudoeste provincial, con presencia protagónica en el foro de intendentes justicialistas y con ganas de ser “El sucesor” para lo cual utilizaba al sudoeste chaqueño como su plataforma de lanzamiento provincial.

A la mesa tradicional de intendentes justicialistas se sumarán nuevas voces, y en lo que se refiere al sudoeste Capitanich lleva referentes como Viviana Damilano quien según mediciones de Sergio Elías tiene un alto posicionamiento en las Breñas o a Marcelo Golob en Charata. Es prematuro elaborar conclusiones pero si se puede intuir que el agregado de fichas al tablero político  producirá variantes en el juego donde hasta aquí se caracterizaba por la comodidad y la ausencia de otras opiniones.

Asimismo, es esperable que para el próximo periodo de gobierno, se reorganicen los roles para intensificar temporal y espacialmente las acciones políticas de los hombres de confianza del gabinete como Eduardo Aguilar, Beatriz Bogado y Omar Judis, que ya al día de hoy -según mediciones de Consultora del Litoral - cuentan con buena imagen de gestión. Y aquí es valido mencionar que cuando Capitanich arribó al poder, Domingo Peppo y Aldo Leiva fueron participes claves, eran la voz de “los intendentes” y fueron convocados a integrar el gabinete donde pasaron con más penas que glorias, y esas penas fueron más notorias a partir del desempeño correcto de sus sucesores: Beatriz Bogado en Desarrollo Social y Juan M Pedrini en Ministerio de gobierno. Otro síntoma de mellas en el espacio de poder o de modificaciones en las circunstancias de poder que podríamos considerar es el trueque Eduardo Aguilar por Domingo Peppo para encabezar la lista de diputados provinciales.

Es esperable también el crecimiento de situaciones endógenas al poder de cada uno de los municipios que exijan prestar atenciones especiales a los fines de salvaguardar el poder local. En este sentido, hasta la propia sombra puede ser un alerta. Domingo Peppo postula a Susana Simonofski para reemplazar a Gustavo Ferrer en la presidencia del Concejo Deliberante con el llamativo dato que tanto el saliente como su sucesora hicieron publicas sus vocaciones de ser el próximo intendente de Villa Angela. Bastaría un pequeño paso en falso para que la estructuración del poder local esté bajo riesgos de entrar en un proceso gradual y sostenido de debilitamiento.

El dilema, entonces, será saber como Domingo Peppo se reubicará a partir de posible mella de su poder territorial en el sudoeste chaqueño, a partir del engrosamiento de la confianza del gobernador  en los actuales ministros, y ante el incierto transcurrir de las personas de su confianza en Villa Angela. ¿Podrá Peppo rearmarse, y evitar que el anunciado crepúsculo no se transforme rápidamente en la noche?

No hay comentarios:

Publicar un comentario