SIN CAPITANICH, ES EL PRECIPICIO ELECTORAL

Escribo porque  leí algunas tapas-editoriales, escuché algunos audios-operaciones, que hablan de Capitanich como un líder debilitado. Si algunos sectores internos consideran que un liderazgo se debilita por las pretensiones de condicionar decisiones, chocarán contra un trozo de hielo.
En el  caso de producirse el regreso de Jorge Capitanich en las próximas semanas (fines de febrero), muchos carteles perecerán. Otros quedarán como meras anécdotas de los deseos altisonantes de ciertos dirigentes. No serán pocos los precandidatos que escucharán frases picantes. Les dejé la provincia en sus manos. Tuvieron todas las oportunidades para mostrarse. No es mi culpa que hayan dilapidado la oportunidad para generar empatía con el ciudadano.
Tanto Gustavo Martínez como Domingo Peppo, permanecieron más de un año como funcionarios. Tiempo suficiente para demostrarse que están en condiciones de generar empatía en la ciudadanía, y sin embargo siguen pedaleando en el aire, dependiendo de las decisiones de Jorge Capitanich.
Las encuestas hablan por sí sola. Ninguno de los precandidatos está en condiciones de tutearse con el éxito electoral sin la intervención de Jorge Capitanich.  Sin la intervención táctica del actual jefe de gabinete de Ministros, el justicialismo conocerá el precipicio electoral.
Entonces, me pregunto ¿De qué debilidad se habla en algunas tapas-editoriales?
Jorge Capitanich, abreva legitimidad de varias vertientes, verdaderos laberintos sin salida para el resto de los dirigentes justicialistas. Para muestra basta un botón: Ningún dirigente del justicialismo hubiese elegido a Bacileff de compañero de fórmula. Sin embargo, el montenegrino tomó ese nudo que lo desata cuando quiere.
Por lógica, en esta nueva etapa de gobernador hará cambios de ministros para refrescar las distintas áreas. Uno debe pensar en un gabinete con ministros direccionados para dar los últimos retoques de gestión, para pulir aspectos de administración en áreas sensibles, para mantener los vínculos ejecutivos con la casa rosada, y a la vez para generar las condiciones políticas que fortalezcan las posibilidades de la fórmula elegida por el líder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario