EL PARAOFICIALISMO TENDRÁ QUE LIDIAR CON JORGE CAPITANICH.

Si Massa, si Urtubey, entre otros pretenden utilizar el PJ para armar un esquema paraoficialista, en la vereda de la oposición real emerge Jorge Capitanich.

Es la propuesta de un liderazgo aglutinador de distintas vertientes del pensamiento nacional y popular.

El “kirchnerismo duro” deberá adaptarse a un proceso de reinvención de estilos y formas. Jorge Capitanich es un dirigente aperturista, con vocación al dialogo, y con mayor cantidad de paciencias para aceptar el pensamiento opuesto. En su trayectoria política demostró estar preparado para afrontar derrotas y triunfos.





EL OTRO ROSTRO DEL PERONISMO

Se puede decir que la construcción de liderazgo político se basa en el un juego de cajas y expectativas. Si hacemos una ecuación, quedaría  CLP= C+E.

Con la caja se pueden montar espectáculos, enlazar (en el campo se dice pialar) los pies resbaladizos de gobernadores que cada día deben tropezar con piedras financieras, se pueden contener sindicalistas. Todo esto lo hace Macri, como 
hicieron Cristina y gobiernos anteriores. Los Alperovich, los Nikisch, los Zamora, los Maurice Closs son botones que sirven para muestra. Mauricio Macri, utiliza las cajas públicas para beneficiar a gobernadores afines, agroexportadores, a las grandes mineras, a sindicatos (todavía no llegó el calor de la caja para los trabajadores), a los bancos amigos, a los supermercadistas. 

Los medios transmiten con grandes titulares que hay ruptura en el PJ; pero en mi criterio por ahora se trata un desliz de algunos gobernadores que se circunscribe a la primera variable de la ecuación de construcción política del macrismo. También en los medios se recalca que Cristina se quedó sin el manejo de las cajas.

La caja es la piedra fundacional.

En el terreno de la segunda variable, se puede decir que Macri no incrementa el caudal de expectativas; y Cristina (con todos los lastres imaginables) genera más expectativas que cualquiera del resto de los dirigentes del justicialismo. 

¿Cuál son las expectativas que generan un Juan M Urtubey, un De la Sota? Expectativas de pacto con el macrismo para la denominada gobernabilidad. Es una expectativa precaria. Mientras los dirigentes del justicialismo no puedan superar el piso de las expectativas que mantiene CFK, no la podrán excluir de ningún juego. Y no me refiero a la presidencia del PJ. El peronismo no encontró al sucesor de Cristina, y la búsqueda con la caja del Presidente Macri pueden alimentar que no surja un sucesor. 

Ernesto Sabato, antiperonista que festejó la revolución fusiladora, abrió un texto de reconocimiento al otro rostro del peronismo que lloraba de tristeza mientras doctores y hacendados festejaban la llegada de los fusiladores.  Fue cuestionado por pensar que el peronismo nació desde el resentimiento popular. Jauretche, sin ir más lejos, rebatió esa idea, y puntualizó que la movilización de las masas hacia Perón no fue obra del resentimiento sino de la esperanza popular.

Yo no se si será el resentimiento o la esperanza popular o las nostalgias o una mezcla de todas; que promueven un escenario con Cristina más presente frente a las medidas del gobierno nacional. Y sin necesidad de cadena nacional. El boca a boca es federal. El juego está abierto, en un futuro no lejano se apreciarán los resultados.