EDUARDO AGUILAR: "LA SOCIEDAD ESTABA FRAGMENTADA HACIA EL 2.001"


El Presidente de la legislatura dice que la sociedad no está fragmentada, y que son los intereses corporativos quienes intentan imponer esa idea de división social. “La sociedad estaba fragmentada hacia el 2001. Teníamos una inmensa fragmentación social.”

Aguilar interpela a los intereses corporativos como los tutores de las verdaderas fragmentaciones sociales, y a la vez postula que son esas fragmentaciones las que  motorizan los procesos políticos, como ocurrió en la Argentina en el 45’ y en el 2003 o en Venezuela en el 99’.

 “Esas son fragmentaciones que tenemos que repararlas, y en ese proceso de reparaciones se afectan intereses  mediáticos, corporativos. Y esos intereses buscan imponer esta idea de división en la sociedad, cuando antes a quienes quedaban excluidos nunca le daban palabras y de suerte si les daban el voto”.

El legislador, parece obstinado por mejorar la calidad del político en el Chaco, y hace hincapié que para los sectores que defienden sus status quo esa fragmentación social previa al 2003  “no genera inseguridad jurídica, ni crispación, ni imprevisibilidad, y pese a mutilar la ciudadanía de millones, parece que tampoco afecta la calidad de la republica”. 

El ex Ministro de economía de la provincia del Chaco, además sostiene que estos sectores que defienden su status quo tienen las herramientas para hegemonizar sus pensamientos e intereses: “Esas elites, aunque minoritarias electoralmente, tienen un fuerte predominio en la capacidad para difundir ideas a través de medios, para formar conciencia, para imponer maneras de pensar y ver la realidad. Es decir, para ser hegemónicos, logrando que sus pensamientos e intereses sean aceptados como interés general y forma de pensamiento correcto.

“Esos intereses, generalmente, están asociados al estatus quo, a que las cosas no cambien, precisamente porque ya son quienes ostentan las posiciones de privilegio. Todo intento de alteración de esa realidad es por lo tanto presentada como crispación, violación de la seguridad jurídica, imprevisibilidad o atentado a la republica”. Esto que menciona Aguilar, me hace recordar un apunte que escribí el año pasado "Otra vez tenemos la casa tomada", que decía entre otras cosas que la democracia es para los civilizados propietarios quienes a su vez se arrogan la propiedad de la pureza, de la patria y de la historia.

El dirigente interpreta que el debate es fundamental para seguir profundizando el rumbo iniciado en el 2003: “Nosotros tenemos que aceptar que el proceso político tiene estas discusiones. Tenemos que poder dar entre nosotros el debate sin autocomplacencias, sin prohibirnos la autocrítica, discutir sin caer en lógicas de pensamientos binarios, y sabiendo que nos falta mucho por recorrer y que para esto es fundamental debatir”.

Eduardo Aguilar, por ultimo, manifestó que “Desde lo que es el justicialismo, advertimos que hay una agenda por delante para seguir profundizando este rumbo iniciado en el 2003. No tenemos que alejarnos de estas líneas directrices, que son las mismas del 45’: independencia económica, soberanía política, y justicia social”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario