JOSE MONGELÓ DEFIENDE LA EXPROPIACIÓN DE LA EX CICCONE


Quiebra, resurrección, y expropiación. Los giros de la vida económica de Ciccone se unieron ¿casualmente? con los giros de la vida política de Amado Boudou. En la resurrección, cierta nota del Ministerio de Economía levantó sospechas del grupo Clarín, y ni que hablar del proceso expropiatorio que se abre tras la aprobación de la ley que la declara de interés publico, teniendo a Boudou como Presidente provisional del Senado. Para Clarín, la expropiación de La Compañía de Valores Sudamericana(ex Ciccone) es un salvataje para Amado Boudou, y el Congreso Nacional fue utilizado para garantizar un encubrimiento.

José Mongeló, presenta debate.

descargar

José Mongeló fue parte del debate en la cámara baja. Molesto por la actitud de algunos opositores, manifestó en Abrapalabras que: “La oposición siguió la cantinela al grupo concentrado de clarín. Fueron nueve horas de debates con argumentaciones negativas de parte de la oposición”.

El legislador nacional dice que “Es la expropiación de una empresa que el estado nacional considera importante, a los fines de consolidar el patrimonio de la Casa de la Moneda, con lo cual Argentina fortalece el sistema de impresión de billetes.  El déficit de billetes era uno de los problemas que teníamos”.

¿Quiénes son los dueños de la empresa? Es otra de las dudas que instalaron los medios dominantes pero para Mongeló “No es un escollo saber o no saber de quien es la empresa, uno de los artículos indica que toda la información política que estábamos votando en el congreso será notificada al juez de la causa. Será la justicia la encargada de determinar con quien finalmente el Estado Nacional tendrá que hacer la negociaciones del caso para concretar esta expropiación”.

Manifestó que luego de producida la tasación, se producirá la compensación con las deudas que mantiene la firma con el fisco: “Esta empresa tiene una deuda de cerca de 250 millones pesos con la AFIP, y cerca de 50 millones con la provincia de Buenos Aires. A partir de la tasación, se compensará con esta deuda que mantiene la empresa con el estado”.

“Los empleados (alrededor de 70), tendrán absolutas garantías de que ninguno perderá su fuente de trabajo. Los gremios acompañaron esta decisión”. Aseveró Mongeló.

Respecto a las posibilidades de emitir billetes de mayor monto, indicó que “No creo que sea una cuestión central del modelo económico; lo que sí es central es que tengamos billetes, que tengamos circulantes y que no falte en el común de los ciudadanos que era uno de los problemas que empezábamos a encontrar por la falta de impresión y por la falta de capacidad técnica, tanto de la casa de la moneda como de los países (Brasil y Chile), a los que algún momento tuvimos que recurrir”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario