ELÍJANME POR QUE NO SOY COMO ROZAS, SOY COMO CAPITANICH

Las acciones humanas son pasibles de presentarse con un vestuario que camufle la verdad del interés. Pero yo tengo interés por la verdad de este asunto, y pienso que la razón de ser del NEA, no es otra que posicionar a la Ingeniera Ayala, como candidata a la gobernación del Chaco. ¡Chocolate por la noticia! Como no es necesario poseer una gran gimnasia de analista político para descubrir y difundir el interés verdadero del NEA; entonces puedo preguntar: ¿Por qué desde el NEA se esfuerzan tanto para camuflar al verdadero interés que lo concibió?

A. Ayala
Claro que deben esforzarse, porque no es fácilmente presentable ante la sociedad, ese verdadero interés que solo tiene como fundamento el objetivo personal de una dirigente. No es un empujón de las bases, sino un estirón dirigencial para satisfacer un objetivo personal. No es la resultante de una movilización espontánea de la militancia que asqueada de convergencia decidió dar el portazo, sino la resultante de una estrategia dirigencial que giró alrededor de esmerilar la imagen de convergencia. En las últimas elecciones municipales, el escudo de la UCR fue tapado por el color naranja, desdoblaron las elecciones, y luego disimularon el apoyo a Roy Nikisch con la cooperación de alguna logística administrativa de menor importancia. La estrategia seguida no constituye ningún ilícito, pero camuflar el interés verdadero de una acción política, no deja de ser una conducta no ética, desde el momento que se pretende engañar la buena fe del ciudadano.

Pero por otra parte, la tesitura de Aída Ayala y sus asesores es indisimulable.  Desde el nombre se desprende un ideario muy estrecho, y definitivamente coyuntural- o electoral si les gusta más-. El nombre encierra la intencionalidad de crear un “valor diferencial” respecto a Convergencia Social. Aquí tampoco hace falta ser un iluminado para descubrir que “Abierto” es para señalar a Convergencia como un espacio “Cerrado”, y “Nuevo” para señalar que convergencia es “Viejo”.  Entre el “nuevo” y el “abierto”, le agregaron “Espacio” para que quede claro que se trata de un espacio. Entonces, el sentido existencial del espacio es posicionar a Aída Ayala como candidata, y la base argumentativa es “en contra de…” Es un “anti-convergencia”, que evidencia una plataforma discursiva carente de conceptos propositivos.

Ahora, cuesta admitir que un espacio político vea la luz con tan pobre ideario, uno espera que los espacios políticos tengan la vocación de poder pero que el fundamento de su existencia sean un conjunto de ideas para la gestión de los recursos que permita atender una mayor cantidad de necesidades públicas. Es tan angosto el camino cuando la búsqueda política de una dirigente se limita al objetivo de “Ser” la gobernadora sin haber procesado los “para qué”. Mi percepción desde el afuera, es que Ayala, parece afirmar su carrera política  en los “por que”: “Por que soy distinta a Rozas” y “Por que soy parecida a Capitanich”, esto sería algo así: “Elíjanme por que no soy como Rozas, soy como Capitanich”

Sabemos que la Ingeniera Ayala quiere “ser gobernadora”, ¿para qué? todavía no lo sabemos, y no vale decir “por que soy trabajadora como Capitanich”. Más allá de todo, es valido reconocer que la intendenta de la ciudad de Resistencia con su estrategia logró movilizar al radicalismo, y de alguna forma debería a estimular al justicialismo a dejar la quietud presente.

Ah, un breve interrogante. Que difícil papel el de Roy Abelardo Nikisch, dejó el calor afectivo de Convergencia, donde no pocos le hicieron pasar malos ratos, y se fue a cobijar con el calor afectivo del NEA, donde no pocos le hicieron pasar malos ratos con el desdoblamiento electoral. Ahora, que tal que estas aguas internas no lleguen al río, y que se llegue a un acuerdo electoral en el 2.013-2015, ¿Cuál será su destino?

No hay comentarios:

Publicar un comentario