LA VICTIMIZACION DE MAGNETTO

La victimización de Magnetto. Candela es victima de la política, nosotros los periodistas también es el nuevo chip infiltrado en las columnas de los soldados de Magnetto. Todavía atragantados con el amargo sabor de la derrota del 14 de agosto intentan reciclar la basura informativa o reciclarse ellos mediante burdas e irresponsables asociaciones. En este domingo la manada encontró otra excusa para inflar la sensación que quienes buscan –sigo a Mariano Grondona- “la veracidad informativa y la opinión honesta”  son victimas de una persecución del gobierno nacional, el gobierno nacional intenta secuestrar la verdad que afanosamente buscan develar los verdaderos periodistas.

La comicidad se topa con el absurdo cuando Mariano Grondona dice en su columna en La Nación: “Si la búsqueda de la veracidad informativa y de la opinión honesta es la meta moral de la profesión periodística, ¿por qué es descalificada por un gobierno que exalta, al contrario, al llamado periodismo militante, un simulacro de periodismo que, alimentado por las arcas públicas, se pronuncia invariablemente a su favor?”. 

El chip  magnettizado se repite tanto que a algunos de sus pollos como Van der Koy en la obsesión de criticar a CFK se le escapó un impensada verdad: “Cristina nunca tuvo buena sintonía con la prensa, ni siquiera en sus tiempos de parlamentaria. Disfrutó de algunas mieles en la década del 90 porque desde su banca, en Diputados y el Senado, lidió muchas veces contra el menemismo. Lo hizo, incluso, rompiendo con el bloque del PJ” pero cerró el párrafo con la habitual mentira “El periodismo, en general, reflejó sus porfías.”

Joaquín Morales Solá no podía estar ausente en esta campaña de victimización, se preguntó ¿Qué empujó a la Presidenta a quebrar con la prensa las ondas de amor y paz, puramente electorales, que despliega ahora hasta con Mauricio Macri? Y concluyó histéricamente con “La política le ha puesto un nombre al proyecto oficialista de domesticar a los críticos. Lo llama la mendigurización de todos los discursos públicos”.

Todo bien, ¿pero cual es el objetivo de este gobierno que se da el lujo de tener enfrente a Clarín?, la respuesta por lógica debe provenir del editor general de CLARIN, Ricardo Kirschbaum: “El objetivo es subordinarlo”. 

Y sí, las metas morales del periodismo señalada justamente por Mariano Grondona suenan a provocación, son históricas sus posiciones, sus reflexiones en televisión, desde el más reciente con Biolcatti hasta aquel diálogo justificatorio de la tortura en el caso Patti del 3/10/1990:
-Mariano Grondona: “Si tuviera frente a sí a un señor que puso una bomba que destruira la ciudad dentro de cinco minutos, ¿usted tortura o no?
-Bernardo Neustadt: “Tal vez, la denuncia de los detenidos considera malos tratos al hecho de que, en vez de decirle ‘por favor, pase por acá’, Patti les empujara la cabeza y les haya dicho pasa adentro’”
-Gerardo Sofovich: “quizás los delincuentes se sintieron molestos porque no le convidaron café”

Mejor, veamos este dialogo humoristico, o no tanto:

No hay comentarios:

Publicar un comentario